Saltar al contenido principal

Consultas Online

avatar

Consulta formulada por:

Glicerio Pachamora

Dudas sobre si nos dejararán en el registro poner el nombre que queremos a nuestra fundación

09.08.11

Hola:

Somos una asociacion y queremos convertirnos en una fundacion. Nos llamamos Asociacion Parque Prometeo, pero hemos visto que en Málaga hay una Fundacion Prometeo y no sabemos si el registro nos permitirá usar el nombre de Fundación Parque Prometeo o no lo permitirán por prestarse a confusión.

La otra alternativa seria podria ser utilizar el nombre de Fundacion Prometeo en inglés, ¿sabéis si el registro acepta las inscripciones en inglés?

Agradecemos de antemano vuestra atencion.
Muchas gracias.
Glicerio Pachamora
Vicepresidentes Asociacion Parque Prometeo.
gpachamroad2@hotmail.com

Compárte en las redes sociales

Respuestas

avatar
#1

Aportada por:

Jorge Ignacio Mata Arribas

Jorge Mata Arribas. Consultor de Empresas www.jma-asesores.com

Trabaja en:

Asesor particular

09.08.11

Estimado Glicerio

A priori, si el nombre con el que se han inscrito no es exactamente el mismo, no suele haber problema, si es cierto que a veces se producen confusiones… pero no es algo diferente a lo que pasa con los propios nombres de empresa. Fijate que, en mi caso, hay (que yo conozca) otras tres empresas que se llamen JMA Asesores, aunque repartidas a lo largo y ancho de España.

Respecto a usar el nombre en inglés, el registro sólo pone como condición adjuntar una traducción al español del nombre propuesto. Precisamente es algo que le ha pasado a un cliente mío después de solicitar el nombre para su asociación en inglés le pidieron una traducción al español del significado. Imagino que en el caso de las fundaciones el procedimiento es similar.

Salvo mejor opinión, saludos

avatar
#2

Aportada por:

Eva Buades Martinez

Asesora voluntaria

Trabaja en:

Asesor particular

12.08.11

Hola Glicerio,

El art. 8 ley 1/2002 reguladora del derecho de asociación, dice:
Artículo 8. Denominación.
1. La denominación de las asociaciones no podrá incluir término o expresión que induzca a error o confusión sobre su propia identidad, o sobre la clase o naturaleza de la misma, en especial, mediante la adopción de palabras, conceptos o símbolos, acrónimos y similares propios de personas jurídicas diferentes, sean o no de naturaleza asociativa.
2. No serán admisibles las denominaciones que incluyan expresiones contrarias a las leyes o que puedan suponer vulneración de los derechos fundamentales de las personas.
3. Tampoco podrá coincidir, o asemejarse de manera que pueda crear confusión, con ninguna otra previamente inscrita en el Registro en el que proceda su inscripción, ni con cualquier otra persona jurídica pública o privada, ni con entidades preexistentes, sean o no de nacionalidad española, ni con personas físicas, salvo con el consentimiento expreso del interesado o sus sucesores, ni con una marca registrada notoria, salvo que se solicite por el titular de la misma o con su consentimiento.

Saludos, Eva

avatar
#3

Aportada por:

Eva Buades Martinez

Asesora voluntaria

Trabaja en:

Asesor particular

12.08.11

Hola Glicerio,

El art. 8 ley 1/2002 reguladora del derecho de asociación, dice:
Artículo 8. Denominación.
1. La denominación de las asociaciones no podrá incluir término o expresión que induzca a error o confusión sobre su propia identidad, o sobre la clase o naturaleza de la misma, en especial, mediante la adopción de palabras, conceptos o símbolos, acrónimos y similares propios de personas jurídicas diferentes, sean o no de naturaleza asociativa.
2. No serán admisibles las denominaciones que incluyan expresiones contrarias a las leyes o que puedan suponer vulneración de los derechos fundamentales de las personas.
3. Tampoco podrá coincidir, o asemejarse de manera que pueda crear confusión, con ninguna otra previamente inscrita en el Registro en el que proceda su inscripción, ni con cualquier otra persona jurídica pública o privada, ni con entidades preexistentes, sean o no de nacionalidad española, ni con personas físicas, salvo con el consentimiento expreso del interesado o sus sucesores, ni con una marca registrada notoria, salvo que se solicite por el titular de la misma o con su consentimiento.

Saludos, Eva

avatar
#4

Aportada por:

Rafael Perez Castillo

Funcionario de la Junta de Andalucí­a. Abogado no ejerciente. Doctorando en Derecho.

Trabaja en:

Asesor particular

15.08.11

Estimado Glicerio: en relación con la consulta planteada, paso a informarle lo siguiente: en primer lugar, debemos de partir de la existencia de una transformación de la Asociación Parque Prometeo, habiéndose observado que existe inscrita en el Registro de Fundaciones de Andalucía una entidad fundacional bajo la denominación de Fundación Prometeo, teniendo dudas sobre si el Registro de Fundaciones referenciado pueda acceder a inscribir la denominación de “Fundación Parque Prometeo”, planteando como segunda alternativa la denominación de la Fundación Parque Promete en ingles.
A tal efecto, es de aplicación al supuesto dable, siempre y cuando estemos ante una inscripción en el Registro de Fundaciones de Andalucía, el artículo 5 de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones al constituir dicho precepto legal legislación civil y ser de aplicación general al amparo de lo previsto en el artículo 149.1.8 de la Constitución, conforme a la Disposición Final Primera de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, a cuyo tenor:
1. La denominación de las fundaciones se ajustará a las siguientes reglas:
a.Deberá figurar la palabra Fundación, y no podrá coincidir o asemejarse de manera que pueda crear con fusión con ninguna otra previamente inscrita en los Registros de Fundaciones.
b.No podrán incluirse términos o expresiones que resulten contrarios a las leyes o que puedan vulnerar los derechos fundamentales de las personas.
c.No podrá formarse exclusivamente con el nombre de España, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales, ni utilizar el nombre de organismos oficiales o públicos, tanto nacionales como internacionales, salvo que se trate del propio de las entidades fundadoras.
d.La utilización del nombre o seudónimo de una persona física o de la denominación o acrónimo de una persona jurídica distintos del fundador deberá contar con su consentimiento expreso, o, en caso de ser incapaz, con el de su representante legal.
e.No podrán adoptarse denominaciones que hagan referencia a actividades que no se correspondan con los fines fundacionales, o induzcan a error o confusión respecto de la naturaleza o actividad de la fundación.
f.Se observarán las prohibiciones y reservas de denominación previstas en la legislación vigente.
2. No se admitirá ninguna denominación que incumpla cualquiera de las reglas establecidas en el apartado anterior, o conste que coincide o se asemeja con la de una entidad preexistente inscrita en otro Registro público, o con una denominación protegida o reservada a otras entidades públicas o privadas por su legislación específica.
Por su parte, de conformidad con la habilitación contenida en la disposición final cuarta de la Ley 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones, se aprobó el Real Decreto 1337/2005, de 11 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de fundaciones de competencia estatal, en cuyo artículo 3 se menciona que:
1. Las fundaciones sólo podrán tener una denominación. Podrán utilizarse las letras del alfabeto de cualquiera de las lenguas oficiales españolas. Las expresiones numéricas podrán recogerse en números arábigos o romanos.
2. La denominación de la fundación no podrá coincidir o asemejarse de manera que pueda crear confusión con ninguna otra de la que conste su previa inscripción en un registro público español, o con una denominación protegida o reservada a otras entidades, públicas o privadas, por su legislación específica. Entre otras posibles circunstancias, se entenderá en todo caso que existe tal semejanza cuando concurra alguna de las siguientes:
a.La utilización de las mismas palabras en diferente orden, género o número.
b.La utilización de las mismas palabras con la adición o supresión de términos, expresiones, artículos, adverbios, preposiciones, conjunciones, acentos, guiones, signos de puntuación u otras partículas de escasa significación.
c.La utilización de distintas palabras con idéntica expresión gráfica o notoria semejanza fonética.
3. Las personas físicas o jurídicas podrán emplear su nombre, denominación, seudónimo o acrónimo en la denominación de las fundaciones que constituyan.
Descendiendo al Derecho autonómico andaluz en materia de fundaciones, el artículo 5 de la Ley 4/2006, de 23 de junio, de Fundaciones de Andalucía, refiere que:
1. La denominación de las fundaciones se ajustará a las siguientes reglas:
a.Deberá figurar la palabra fundación, y no podrá coincidir o asemejarse de manera que pueda crear confusión con ninguna otra previamente inscrita en los Registros de Fundaciones.
b.No podrán incluirse términos o expresiones que resulten contrarios a las leyes o que puedan vulnerar los derechos fundamentales de las personas.
c.No podrá formarse exclusivamente con el nombre de España, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales, ni utilizar el nombre de organismos oficiales o públicos, tanto nacionales como internacionales, salvo que se trate del propio de las entidades fundadoras.
d.La utilización del nombre o seudónimo de una persona física o de la denominación o acrónimo de una persona jurídica distintos del fundador deberá contar con su consentimiento expreso o, en caso de ser incapaz, con el de su representante legal.
e.No podrán adoptarse denominaciones que hagan referencia a actividades que no se correspondan con los fines fundacionales, o induzcan a error o confusión respecto de la naturaleza o actividad de la fundación.
f.Se observarán las prohibiciones y reservas de denominación previstas en la legislación vigente.
2. No se admitirá ninguna denominación que incumpla cualquiera de las reglas establecidas en el apartado anterior, o conste que coincide o se asemeja con la de una entidad preexistente inscrita en otro Registro público, o con una denominación protegida o reservada a otras entidades públicas o privadas por su legislación específica.
Por su parte, el artículo 3 del Decreto 32/2008, de 5 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Andalucía, sienta que:
1. La denominación de las fundaciones se ajustará a lo previsto en el artículo 5 de la Ley 10/2005, de 31 de mayo, debiendo observarse, además, las siguientes reglas:
a) Las fundaciones solo podrán tener una denominación.
b) La denominación de la fundación no podrá coincidir o asemejarse de manera que pueda crear confusión con alguna otra previamente inscrita en cualquier registro público, o con una denominación protegida o reservada a otras entidades, públicas o privadas, por la legislación específica. Se entenderá que existe semejanza cuando concurra algunas de las circunstancias siguientes:
1.º La utilización de las mismas palabras en diferente orden, género o número.
2.º La utilización de las mismas palabras con adición o supresión de términos, expresiones, artículos, adverbios, preposiciones, conjunciones, acentos, guiones, signos de puntuación u otras partículas de escasa significación.
3.º La utilización de distintas palabras con idéntica expresión gráfica o notoria semejanza fonética.
c) Las personas físicas o jurídicas podrán emplear su nombre, denominación, seudónimo o acrónimo en la denominación de las fundaciones que constituyan.
La utilización del nombre o seudónimo de una persona física o de la denominación o acrónimo de una persona jurídica distintos de la persona fundadora deberá contar con su consentimiento expreso o, en caso de ser incapaz, con el de su representante legal.
2. A solicitud de cualquier persona interesada se podrán expedir certificaciones acreditativas de que una determinada denominación está o no previamente inscrita o reservada, en el Registro de Fundaciones de Andalucía.

En suma, pues, la clave de la cuestión reside en la interpretación que le otorgue el Registro de Fundaciones de Andalucía a la normativa vertida, la cual, a mi entender, puede plantear dificultades si se quiere mantener la denominación de Fundación Parque Prometeo, en base a la coincidencia o semejanza con la Fundación Prometeo, pudiendo crear confusión con dicha Fundación anteriormente inscrita en el Registro de Fundaciones de Andalucía.
Por su parte, la segunda opción planteada, es decir, la utilización del idioma ingles como denominación oficial –Prometheus Park Foundation-, aunque no establece nada al respecto la normativa autonómica de fundaciones, el Real Decreto 1337/2005, de 11 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de fundaciones de competencia estatal de aplicación supletoria al Derecho autonómico andaluz, en base al artículo 149.3. “pfo in fine”, al tener el Derecho estatal la consideración de Derecho supletorio respecto a los Derechos de las Comunidades Autónomas, en su artículo 3, apartado primero, alude a que: “Las fundaciones sólo podrán tener una denominación. Podrán utilizarse las letras del alfabeto de cualquiera de las lenguas oficiales españolas…”
Desde esta perspectiva contemplada, no podría utilizarse tampoco la denominación en inglés antes propuesta, al poder utilizarse solamente las letras del alfabeto de cualquiera de las lenguas oficiales españolas
No obstante lo establecido, al utilizar la denominación -Prometheus Park Foundation,las letras del alfabeto castellano, cabría elevar la pertinente consulta al Servicio de Asociaciones y Fundaciones de la Dirección General de de Oficina Judicial y Cooperación, sita en Plaza de la Gavidia, núm. 10, 41071-Sevilla. Tfno: 955031905. Correo electrónico: dg.oficinajudicial.cgj@juntadeandalucia.es, a la cual le corresponden, entre otras funciones, el régimen jurídico y registro de los Colegios Profesionales, Fundaciones y Asociaciones, para que, en base a lo meritado en el artículo 35.g) de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común –“A obtener información y orientación acerca de los requisitos jurídicos o técnicos que las disposiciones vigentes impongan a los proyectos, actuaciones o solicitudes que se propongan realizar”-, se emita el correspondiente acto administrativo, a título informativo, por dicho órgano directivo, a fin de que tengan la certeza y seguridad jurídica en cuanto a la denominación de la Fundación, tanto del primer supuesto planteado como de la posible utilización del inglés en la denominación de vuestra futura Fundación, antes de iniciar los trámites administrativos conducentes a su inscripción en el Registro de Fundaciones de Andalucía.
Espero haberle ayudado.
Cordialmente,
Rafael Pérez Castillo.
rperezcastillo@gmail.com

solucionesong.org
Un proyecto de