Saltar al contenido principal

Debates del equipo asesor

avatar

Abierto por:

Gema Jiménez

Equipo de SolucionesONG.org

¿Qué te parece la campaña SOMOS?

25.05.12

Logo Somos

¿Qué te parece la campaña SOMOS?

No sé si has tenido la oportunidad de conocer y ver la campaña SOMOS ‘Unidos para cambiar el mundo’

Tal y como explican en la web de la iniciativa somosasi.org: Nace SOMOS, una iniciativa que agrupa un gran número de ONG con la finalidad de fomentar la solidaridad en la sociedad en la que vivimos, y para reconocer lo que todos los colaboradores de las ONG hacemos cada día.

SOMOS es un homenaje al colaborador actual, y una invitación a nuevas personas para que se sumen al sueño de cambiar el mundo.

Esta campaña, de la que formamos parte como medio de comunicación, tiene como principal objetivo realizar un evento el 8 de junio (Día Somos) en el que de manera individual cada uno demos la vuelta a alguna prenda de vestir para demostrar que somos muchos los que queremos cambiar las cosas y se apoya en varios videos y anuncios de personas famosas que apoyan la campaña.

A la vez, dentro del propio sector han aparecido entidades y personas críticas con la campaña porque les parece vacía de contenido y poco apropiada para en el momento que estamos pasando el tercer sector.

Como ejemplo de voces críticas os paso algunos post de varias entidades:

- ‘Campañas en internet. No te olvides de las causas’ (www.masticable.org)
- ‘Lo siento pero las ONG No Somos Así (O al menos no todas..)’ (http://22articulo.blogspot.com.es/)

- Otras entidades como Setem Catalunya y Federación ISF también han mostrado su malestar por la campaña en sus perfiles de twitter.

¿Qué opinas tú sobre la campaña? ¿te gusta o no te gusta?

Respuestas

avatar
#1

Aportada por:

Bertha Argueso Herrmann

Protectora de animales y plantas

Trabaja en:

Asesor particular

28.05.12

ME PARECE BIEN, CREO QUE ES EL INICIO, POCO A POCO SERÁ MAS IMPORTANTE ESTE MOVIMIENTO, PERO POR ALGO HAY QUE EMPEZAR.

avatar
#2

Aportada por:

Alejandra Sáenz Laguna

Asesora de comunicación para ONGs y asociaciones

Trabaja en:

Asesor particular

31.05.12

Creo que en estos momento cualquier campaña que se haga para dar a conocer el trabajo de las OMG es buena y que debemos respetar e integrar a las voces críticas, pero nunca entrar en una discusión que solo nos divide y estamos para unir y unirnos.

avatar
#3

Aportada por:

Marc Masmiquel Mendiara

Diseñador gráfico y consultor de proyectos de cooperación

Trabaja en:

Asesor particular

31.05.12

Hola,
He tenido oportunidad de revisar y de indagar en la campaña SOMOS. Haré unos breves comentarios, pero antes de nada, exponer que he aplicado un doble rasero en su análisis: una perspectiva técnica como diseñador y asesor en planes de comunicación, y otra como trabajador en proyectos de cooperación y desarrollo local.

Lo comento, porque el sustrato conceptual de la citada campaña es bastante decepcionante. En la coherencia y la efectividad del tercer sector no hay que olvidar el mensaje y el porqué del mensaje. No es muy acertado el “todo vale” aliándose con quien haga falta y del modo que sea. El contenido y las formas son fundamentales.

Menos mal que desde el propio portal se ha suscitado este debate. Nada peor que la autocomplacencia respecto a uno mismo y su práctica diaria. Os daré mi opinión de modo sintético con tal de ir encendiendo una discusión dialógica y rica.

Necesitamos definir conceptos y términos para no vaciar de significado las palabras. La campaña de comunicación SOMOS es publicidad, y como tal se ha valido de un plan de medios orquestado por un plan de comunicación. La finalidad principal de un plan de comunicación es definir qué imagen queremos proyectar. La imagen que proyecta esta campaña intenta persuadir de la decisión ética que implica apoyar a algunas entidades. Pero incurre en un error de manual, en confundir términos. Al hacer alusión a “grandes valores” y a los típicos tópicos de “cambiar el mundo” se hace propaganda de lo “virtuoso” que es apoyar algo así, y luego se establece el mecanismo publicitario para hacerlo posible, tras esa difusión de ideas morales filantrópicas aparecen los objetivos directamente económicos: conseguir que el target (población diana) de la campaña apoye a alguna de las entidades.

La campaña es generalista, simplista y con ese tono “políticamente correcto” tan de moda en los equipos de marketing que jamás parecen haber trabajado en proyectos sociales, o si lo han hecho lo han hecho remuneradamente. Es decir es una campaña convencional, con el “buenismo” moralista de los que son virtuosos. Ese mensaje, el sustrato es bastante poco realista, pues la mayoría de las entidades que intervienen en la problemática social trabajan y no suelen tener ni medios ni tiempo para hablar de sus virtudes. Es un viejo debate. Hay viejos refranes, por la boca muere el pez, o facta, non verba (hechos, no palabras).

Por otro lado se generan extrañas filiaciones al proyecto, muy en boga con los publicitados planes de RSC de grandes multinacionales y empresas. Y el “gran mensaje” de pertenencia a una “tribu fraterna” se complementa con variopinto y antagónico partenariado, como se puede apreciar en la diapositiva de logos (ver imagen adjunta). Por ejemplo la primera compañía que sale arriba a la izquierda es Bain & Company, una multinacional de la consultoría de negocio (estrategia, operaciones, organización y fusiones y adquisiciones), tiene 38 oficinas en 25 países, ha trabajado con más de 3.900 multinacionales y fondos de capital riesgo. Hace mucho que participa en Davos. Y como muestra de su praxis, el documento sin pelos en la lengua “_Cómo sacar partido a una recesión_” (ver pdf adjunto). ¿Quién más apoya la campaña SOMOS? Muchos más, Endesa, Banco Santander, El corte inglés, Cope, Banco Popular, El Mundo, Expansión, y un largo etcétera. Es decir, muchas empresas presentes en el IBEX 35. No tengo que comentar mucho, basta cualquier reflexión acerca del interesante término “anticooperación”, entendida como toda aquella actuación realizada en y desde el Norte cuyos efectos sean directa o indirectamente perniciosos para el Sur. Y precisamente las externalidades de nuestro modelo de desarrollo ha generado una dependencia de hidrocarburos muy definida, de materias primas y de mano de obra en el sur económico. Ya se ha discutido y debatido bastante y bien sobre la anticooperación.

Esta campaña parece haber sido diseñada al margen de dicho debate. Un analista de la entidad Paz y Dignidad lo comentaba hace unos años en un artículo sobre estos menesteres: “Aproximarse a los problemas del Sur Global sólo desde la perspectiva de la cooperación oficial al desarrollo y no considerar los demás tentáculos de la actuación exterior es un error de falta de visión global y una irresponsabilidad cuyos efectos suelen ser criminales. Tentáculos como CESCE y los créditos condicionados, la contribución a las instituciones financieras multilaterales, la responsabilidad ambiental transnacional, el control migratorio, los paraísos financieros o el secretismo bancario, la venta de armas o los acuerdos comerciales… deben ser incluidos en el análisis y en las actuaciones por delante de cualquier filantropía, proceda ésta de donde proceda.”

Por tanto comprendo y comparto las críticas que se enlazan en el artículo: ‘_Campañas en internet. No te olvides de las causas_’, ‘_Lo siento pero las ONG No Somos Así (O al menos no todas..)_’, los planteamientos de SETEM y de Ingeniería Sin Fronteras (ISF). Esos análisis tienen plena consistencia, y sentido de ser. No es raro que esta campaña haya generado esta suerte de reacciones. Me parece especialmente aguda la enumeración de 4 motivos para poner en duda la consistencia de la campaña SOMOS, citando una pequeña parte de “_Campañas en internet. No te olvides de las causas_”:
_(...) es inevitable que para algunas personas que llevamos inmersas en este sector bastantes años sea en cierta manera decepcionante este mensaje. ¿Por qué?
1// Existe un cierto reduccionismo al estar hablando de solidaridad y contribuciones económicas (porque en el mensaje si que se llega a decir “únete” pero no de qué forma, cómo, dónde.. ) 2// Se habla de sueños, de cambiar el mundo, de ponernos en la piel de los demás, de la felicidad personal que proporciona la solidaridad, pero poco de justicia social, de recortes sociales o de causas estructurales que provocan la exclusión social, entre otros muchos temas. 3// Y, si es cierto que más de 3 millones de personas en España contribuyen con su esfuerzo económico a las ONG, y tiene mucho mérito continuar haciéndolo en los tiempos que corren, pero a la hora de visibilizar a alguien, se hace con los famosos y famosas de turno. 4// Quien conoce algo de este tipo de campañas, sabe lo complicado y el gran trabajo que hay detrás en coordinar algo así, sobre todo cuando hay tantos agentes implicados. ¿Es por tanto justificable un esfuerzo de esta magnitud para lanzar el mensaje que el día 8 de junio nos demos la vuelta a una prenda de vestir y salgamos a la calle? ¿Es este el mensaje que cabe esperar de la unión de 25 ONG en un contexto de crisis económica, fuertes retrocesos en conquistas de derechos sociales e incertidumbre sobre la viabilidad económica de muchas de ellas? ¿Es este el mensaje que desearían escuchar las personas a las que apoyan y atienden?_

Todo esto no es una crítica baladí, obedece a un completo análisis de personas con mucha experiencia en el sector. SETEM fue fundado en 1968, y tiene un historial muy reseñable, del mismo modo que ISF. Me gustaría sentir y observar que en estos foros de debate hay otros asesores y expertos que tienen esta percepción. Pues, salvando el respeto que me merece SolucionesONG, la campaña SOMOS incurre en una flagrante simplificación de la labor de concienciación racional y contrastada que desarrollan muchas entidades civiles y ONG. Una campaña de este tipo se afilia con empresas multinacionales y fundaciones empresariales que directamente han participado de los beneficios de ayudas condicionadas a Políticas de Ajuste Estructural, y que van dirigidas a objetivos comerciales, geopolíticos o de imagen del donante.

Por tanto la cooperación de conocimiento y espíritu crítico en la que muchos profesionales participan y con la que colaboran no se ve representada por esta campaña. Igualmente la práctica cotidiana de mucha entidades es ajena a la gestión de los fondos oficiales, y por ende el 92% de las entidades españolas no se ve beneficiada bajo estas campañas. Extrapolo este porcentaje del artículo reciente en prensa nacional “(...) Según los datos de Fundación Lealtad, entidad que desde hace unos años evalúa anualmente a 151 ONG del panorama español, y según reza el citado medio, “el 8% de las ONG concentran el 74% de los ingresos totales del sector”.

En suma, esta campaña es así, no es representativa y conceptualmente es pobre. Quizá sea efectiva, pero ¿a qué precio? ¿al precio de descafeinar el mensaje? Los conceptos esgrimidos son pobres y buscan la complacencia del target receptor, pero conceptualmente no profundizan en causas o no se describen casuísticas concretas ni se establecen correlaciones causales. Incluso hay una pestaña en la web de la campaña donde se habla de la “Teoría de la Solidaridad”. Hay suficiente filosofía política en los movimientos sociales y asociacionistas como para no tener que recurrir a una encuesta maquillada de “investigación”. Ni por procedimientos es una investigación, ni por métodos. Es un documento con cuatro preguntas, nada más, eso no es una “investigación”. Basta “analizar” la encuesta en el enlace: http://somosasi.org/files/informe_teoria.pdf

Y según consta en el “informe” se ha realizado entre un millón de personas. A bote pronto imagino una buena batería de propuestas o ideas alternativas a las que se han esgrimido para “argumentar” los motivos de la campaña. Los argumentos no necesitan de autores mediáticos, precisan de consistencia y pertinencia.

El Observatorio de la Deuda en la Globalización publicó un interesante libro sobre este asunto, y parece mentira que un año después de mundiales protestas alo largo del globo muchas empresas de marketing diseñen campañas embebidas de ajados conceptos paternalistas, simplistas y reduccionistas… ¿se puede hablar de deontología del tercer sector? Se debería, y tan importante es el qué como el cómo. Ignorar este detalle sólo hace ignorar de facto lo que apoya o no las acciones orientadas hacia el bien común. Para ello necesitamos indicadores y parámetros reales. No basta con “compromisos éticos” o firmar el “global compact” de UN, todo eso puede contradecirse con la realidad sin verificación de ninguna clase.

Como miembro de diferentes entidades, consejos asesores y entidades de análisis también voy a usar esta campaña como ejemplo de pernicioso uso de una realidad que afecta a mucha gente y se trata de modo superficial. Hay otra cooperación posible, del mismo modo que hay modos más humildes de incentivar a la población, no se puede obviar que existen muchos debates, cooperativas, grupos de análisis y equipos que trabajan para una mayor justicia social. No es quién lo hace es cómo se hace. No es cuánto se invierte, es cómo se invierte en cambio social, y en cambio social no se invierte con divisas, se invierte con conocimiento, experiencia, y enfoque. Y parafraseando (inversamente) fragmentos de la susodicha campaña: Sin la colaboración en el modelo depredador del Norte de muchas empresas no existirían muchas balanzas comerciales descompensadas, ni conflictos armados, ni privatizaciones de recursos básicos como el agua, o los alimentos. Buena cuenta de ellos han hecho siempre los informes e investigaciones de OMAL (Observatorio de Multinacionales en América Latina) y las memorias de la mayoría de entidades de cooperación que trabajan sobre el terreno. No discuto la pertinencia y necesidad del gran trabajo de muchas entidades que resultarán beneficiadas de este despliegue de medios. Discuto y confronto el modo de hacerlo. Así que, la campaña no me gusta por todo lo expuesto. La mayoría de entidades y colaboradores del tercer sector SOMOS anónimos, e influimos en nuestros foros cotidianos, con nuestra acción, en nuestro trabajo, con nuestros vecinos, la mayoría de entidades no lo hacemos para el reconocimiento, sino para inducir cambios en la realidad que nos rodea.

No correlacionar la contradicción deontológica de que fundaciones empresariales, entidades bancarias, empresas y corporaciones multinacionales financien la campaña SOMOS es un sesgo cognitivo tácito y una simplificación políticamente correcta de la situación que atraviesa el mundo.

Un saludo cordial.
Marc

(para una mejor lectura del comentario, adjunto un pdf, con la aportación al debate)

Esta aportación tiene un documento que la complementa. ¡Descárgalo!

avatar
#4

Aportada por:

Silvia Alvarez

Servicios en contabilidad/Fiscalidad/RRHH/Seguros/Consultoría Web

Trabaja en:

Servicio Premium - Asesoría Debe Haber Asociaciones S.L.

01.06.12

Buenos días,

Mi opinión es que en la situación que estamos viviendo lo que no se puede es NO hacer nada, yo apoyo toda iniciativa encamidada a mejorar el mundo en que vivimos.

Toda propuesta, iniciativa y acción que se tome estará encamindad a un fin motivado por la personas que la impulsuaron, y con eso es suficiente desde mi punto de vista,y no solo suficiente sino de agradecer que haya personas que se movilicen y hagan campañas de sensibilización.

Todos podemos opinar y aportar nuevas ideas que siempre fortaleceran la idea original.

Mi apoyo a la Campaña y espero que poco a poco se consigua fomentar la solidaridad en la sociedad en la que vivimos, muy necesario.

Silvia Alvarez

avatar
#5

Aportada por:

Gema Jiménez

Equipo de SolucionesONG.org

Trabaja en:

Fundación Hazloposible

01.06.12

¡Muchas gracias a todos y a todas por vuestros comentarios!
Marc, nos dejas con la boca abierta de cómo te trabajas tus comentarios… ¡todo un profesional! gracias ;)

No sé si estais viendo esta mañana un video que han hecho Red Equo Joven que también apoyan la campaña, pero dan un paso más… piden un compromiso a las personas y a los patrocinadores de la campaña. Os os paso por aquí por si no habéis tenido la oportunidad de verlo:

Video Equo

avatar
#6

Aportada por:

Marc Masmiquel Mendiara

Diseñador gráfico y consultor de proyectos de cooperación

Trabaja en:

Asesor particular

01.06.12

Ya que es un debate, comparto mis matices…
Como la idea de una debate es debatir, quizá lo mejor es recordar la invitación a opinar que nos hizo Gema a raíz de la constatación de algunas críticas conceptuales:
“¿Qué opinas tú sobre la campaña? ¿te gusta o no te gusta?”

Comenté una serie de motivos en torno a “cómo se comunica” y “qué se comunica”. Los conceptos e ideas implícitas en una campaña son fundamentales para poder aportar elementos positivos y constructivos. Entiendo que precisamente esos son los elementos que desde diferentes colectivos, asociaciones, ONG, activistas, etc. han suscitado las críticas.

Y precisamente han surgido por que el talante de “todo vale” no es constructivo, y no toda propuesta tiene una praxis adecuada. Todos sabemos que precisamente el EML nos ayuda a establecer actividades encaminadas a fines, y que los fines siempre tienen que ver con los medios. Y la situación actual con rescates millonarios a entidades privadas hace MUY relevante que si una campaña para 25 ONG tiene el apoyo directo de multinacionales y bancos: surjan voces de análisis críticas. Es sencillo.

Es de agradecer que existan miles de entidades sin ánimo de lucro, cooperantes, voluntarios y profesionales que aporten ad honorem sus acciones y conocimientos. Las campañas deben ir respaldadas de ideas eje coherentes y sustancialmente constructivas, atrevidas, en línea precisamente con los actuales movimientos sociales.

Para ser inclusivos y coherentes no podemos obviar tales argumentos, lo maduro es integrarlos y buscar los elementos comunes. Ignorar que entre los financiadores de la campaña hay empresas y fundaciones empresariales opacas respecto a sus operaciones en el sur económico o en paraísos fiscales es ignorar una parte importante del patchwork actual.

Las palabras y los eslóganes comunican algo, mueven un mensaje implícito y explícito. No es nada abstracto, es el proceso de la comunicación social. La realidad de la que se habla también tiene diferentes lecturas (esa realidad plagada de injusticias, etc.). Correlacionar mensajes divergentes es lo que un buen comunicador y una entidad comprometida debe evitar.

Cuando se da la circunstancia de que los conceptos que se usan inducen a correlacionar equivocadamente la causalidad de los hechos (la que tratamos las entidades de cooperación y del tercer sector cotidianamente) es cuando hay que expresar esas divergencias. Este debate invita a ello.

Mi apoyo sincero al debate constructivo, argumentativo y dialogante. Un saludo , Berta, Alejandra, Silvia, Gema (especialmente). Gracias y feliz día.

Marc

PS: Gema, genial el planteamiento del vídeo de Equo. Va precisamente por ahí: preguntas valientes, cuestiones concretas… ¿dónde está mi dinero? ¿consumo responsablemente? ¿lo que compro tiene externalidades que no veo o no me explican….? Un porcentaje enorme del partenariado de la campaña incumple esa batería de cuestiones… Necesitamos, sin duda, si nos preocupa el presente y ele futuro “medir” correctamente todos esos parámetros… ¿cómo? Ya se está explorando cómo. En Rio+20 se presenta un nuevo indicador (IWI), hay diferentes colectivos que manejan e investigan un novedoso sistema de vincular a empresas, personas y entidades su “aporte al bien común” (los planteamientos del economista Christian Felber)... Hay opciones, y por eso tenemos derecho a dar este feed-back a la campaña… ¿aportamos algo o nos vale todo? creo que somos lo suficientemente autocríticos para intentar mejorar… hagámoslo, podemos.

avatar
#7

Aportada por:

Ramón Bartomeus Plana

Director iWith.org Improving the World using Information Technology to Help Organizations

Trabaja en:

Asesor particular

01.06.12

Hola,
El tema es complejo y no tengo el tiempo ni las ideas para mejorar análisis que ya habéis hecho.
En Cataluña hemos vivido el mismo debate con la Marató de la Pobresa.
Personalmente creo que nos falta avanzar en conciencia y mostrar las causas, sin duda, pero el camino no es atacar a los que hacen algunos pasos, pues la población que lee en diagonal y en pocos minutos queda atónita con que gente como yo podamos estar en contra de la Marató de la Pobresa…
El video de equo me ha gustado, y todas las iniciativas que sin “romper” el esfuerzo de SomosAsí nos acerquen a las causas son bien valoradas … yo voy adarle la vuelta a mi chaqueta y por supuesto seguiré hablando de las causas.

avatar
#8

Aportada por:

Marc Masmiquel Mendiara

Diseñador gráfico y consultor de proyectos de cooperación

Trabaja en:

Asesor particular

12.06.12

Hola amigos y amigas.
Ya tuvo lugar el ecuador de la campaña… ¿qué resultados tendrá? ¿alguien puede compartir parámetros de “impacto” y cuanto ha costado? ...y sacamos un sencillo ratio coste/beneficios, entonces tendremos una referencia objetiva y no sólo de valores nominales.

Efectivamente el mundo es complejo, y algunas acciones invierten más energía y dinero en hablar de lo que hacen… esta era una de las críticas y análisis que unos compañeros awajún me explicaban, semanas después de haber sido diezmados sus apus (jefes comunitarios) en los sucesos de Bagua.

Es en este sentido que algunas entidades (muchas) analizan este tipo de macro-acciones como una “tomadura de pelo” o de maquillaje, basta analizar la política de cooperación para ver en qué medida el partenariado ayuda o no. La reflexión es simple, el estado avala a un rescate a entidades bancarias y congela fondos de cooperación… No es ser negativo, es ser práctico y algo escéptico ante lo que el BSCH, Inditex, COPE, Bain & Company, etc. y demás pueden aportar al cambio del que tanto se habla…

Desligar el tercer sector de la política aplicada es como querer cocinar pero sin alimentos. No es posible.

Amigos/as del foro ¿alguien participó y se dio la vuelta a la ropa? Para esas fechas estuve participando en la coordinación de grupos territoriales del proyecto de la economía del bien común donde pretendemos poner en marcha matrices de análisis vinculantes con las actividades de las empresas, para evitar tanto el green washing, como el ethic washing, tremendos problemas pues mezclan corresponsables con gente honesta y empática preocupada por hacer de nuestro mundo un lugar más justo.

Un abrazo fraterno.

Este debate está cerrado y no admite más aportaciones

solucionesong.org
Un proyecto de