Saltar al contenido principal

Consultas Online

avatar

Consulta formulada por:

ONG en proceso de constitución

¿Cómo se lleva correctamente una asociación? ¿Qué se debe y qué no se debe hacer?

18.07.13

Hola,

¿Cómo se lleva correctamente una asociación, qué debemos y qué no podemos hacer?

Creo que intentando cumplir al pie de la letra con los objetivos a través de las actividades es buen comienzo pero no sé a quién preguntarme, ni a dónde asesorarme; sobre todo como es eso de la financiación y de subvenciones que me hablan mis compañeros, pero ninguno tenemos idea de nada, solo de aportar y sumarle a la sociedad, nunca restarle.

Saludos fraternos.

Rosareina.

Compárte en las redes sociales

Respuestas

avatar
#1

Aportada por:

Jesús Manzano

Consultor en TIC's y Social Media http://JesusManzano.es

Trabaja en:

Asesor particular

18.07.13

Buenos días Rosareina

La pregunta del millón, ¿Cómo se lleva correctamente una entidad?, la respuesta daría para editar muchos libros, y por mi experiencia no sumaría más de dos capítulos.

Te recomiendo que valores la realización de algunos cursos:
- http://www.asociacionproade.org/formaci%C3%B3n-para-ong/
- http://obrasocial.lacaixa.es/ambitos/formacion/formacion_es.html
- http://www.fundacionluisvives.org/actualidad/noticias/archivo/2009/02/19/nuevos_cursos_de_formacion_para_ong.html

Y la lectura de algunos libros:

- http://www.pluralismoyconvivencia.es/upload/26/75/Manual_gestion.pdf
- http://www.emagister.com/guia-gestion-ong-cursos-1020784.htm

Estas son mis sugerencias para empezar. Recuerda que es mejor enseñar al que va a pescar que darle los peces.

Un abrazo

avatar
#2

Aportada por:

Elmer Murcia Aguirre

FUNDAFUTUROORG COLOMBIA Gestión de proyectos, unidades productivas, emprendimiento y dirección de ONG

Trabaja en:

Asesor particular

18.07.13

Un saludo.

La forma de llevar correctamente cualquier ONG, se centra en Desarrollo de la capacidad de Gestión ya sea administrativa,organización, financiera y de recursos, o de programas y proyectos, aplicando en cada una la equidad social,la inclusión, la transparencia, el compromiso y la voluntad fuerte para no claudicar en el primer intento por que muchos trataran de sacarte o simplemente no te apoyarán y debes empezar por combatir la indiferencia.
Respecto a los recursos puedes tenerlos por venta de productos eco sustentables por comercio justo, realización de actividades por contratos,canalizar donaciones y las Subvenciones que simplemente te presentas a convocatorias públicas o privadas para financiar tus proyectos, para ello debes estructurarlos claramente.

Te envió unaS guías y manuales

Cualquier cosa que necesites acá estamos

Elmer Murcia
FUNDA FUTURO ORG
funda.futuro.org@gmail.com

Esta aportación tiene un documento que la complementa. ¡Descárgalo!

avatar
#3

Aportada por:

Xosé María Torres Bouza

Ex-Presidente de la Coordinadora Galega de ONGD (2005-2011)

Trabaja en:

Asesor particular

18.07.13

Hola, como dice el anterior asesor, Jesús Manzano, la respuesta daría para muchos libros. Un buen consejo es el que te da el, de hacer algún curso de gestión, y consultar algún manual.
Yo por mi parte, añadiría alguna dirección web como
- Portal ASOCIACIONES.ORG (http://cort.as/4n1n)
Es un portal general sobre las asociaciones y mucha información útil.
Un par de manuales de gestión de ONG
- Más de cien consultas frecuentes de las ONL (http://cort.as/4n1v)
- Manual de ayuda para la gestión de entidades no lucrativas (http://cort.as/4n1j)

Para finalizar, me gustaría añadir dos o tres principios para garantizar una gestión correcta desde el punto de vista ético:
1. Apertura: la asociación debe estar abierta a cualquiera que quiera colaborar. No se puede mantenerla como un coto cerrado y con los mismos directivos permanentemente.
2. Trasparencia. Cuaklquier documento que pida un socio debe ofrecerse sin problemas; pero regularmente enviar esa información detallada, pues hoy hay medios gratuitos (página we, blog, e-mail)
3. Gestión ética en el apartado económico. dado que seguramente se buscarán subvenciones, se debe dar el mejor destino a estos recursos públicos, evitanto usos particulares para objetivos poco dignos.
Creo que con estos principios y algunos más aseguraremos quye haya una gestion ética.
¡Mis mejores deseos!

avatar
#4

Aportada por:

José Fernando Acosta Ceballos

...tenemos que buscar instituciones que promuevan la justicia, en lugar de tratar a las instituciones como manifestaciones directas de la justicia... (Sen A).

Trabaja en:

Asesor particular

18.07.13

Dado que la pregunta es tan amplia, mi recomendación seria que definieras un par de objetivos, poblaciones objetivos, valores, etc, de la asociación en si. Cuando tengas claridad de lo que buscas con una asociacion entonces te será mas facil concretar un plan de acción. La gestion, la busqueda de financiamiento y la proyeccion son una consecuencia de los dos primeros pasos. mi segunda recomendacion es que seas muy organizada y guardes todo lo que la asociación produzca (documentos, actas, proyectos, fotos, dinero, cuentas, directorios,boletines de prensa, reconocimientos, diplomas, materiales producidos, etc, etc). Esto ultimo no necesariamente lo debes hacer tu sino que es una directriz organizacional para todos los asociados, muchas organizaciones no son organizados con sus “bienes” y pierden capacidad de respuesta en el momento en que se requiere, por esto es mejor estar preparado, bueno estas serias mis amplias recomendaciones a una pregunta tan general.

avatar
#5

Opinión anónima

18.07.13

Familia les agradezco mucho las orientaciones que me envían, pues los proyectos que en un principio llevamos son muy fuertes como el del “Derecho a la Locura”, porque esos chicos quieren implantar un nuevo sistema educativo de psiquiatría alternativa porque están en contra de la psiquiatría convencional; ya que se les está suministrando medicamentos a enfermos en contra de su voluntad y de los familiares, de hecho me acabo de enterar que hay una emisora radial que combate y denuncia estos casos; se llama Radio Nikosia y llas exposiciones de los participantes dan escalofríos; quieren hacer una denuncia social através de la asociación y les dije que sí pero que esperaran a que dieran el CIF oficial porque tenemos ahora el provisional, que a propósito a qué tiempo nos llegará el oficial?, un eterno agradecimiento, Rosareina.

avatar
#6

Opinión anónima

18.07.13

Familia no es miedo lo que tengo sino la preocupación de no fallarle a los que están confiando en mí, y más si son más mayores que yo y con más experiencia en todo, ah que yo soy luchadora sí, que soy disciplinada sí, que soy intelectual si, que me siento con fuerzas para seguir adelante sí, pero es mucho lo que falta por aprender, aunque como dice Serrat que no hay camino, se hace camino al andar.
Para agosto tengo una propuesta para salir una vez por semana en Radio Nacional España, ahí pienso exponer nuestros proyectos y sus objetivos claramente, los invito a escuchar y a intervenir por teléfono abiertamente, ya les diré el día exacto y la hora es la madrugada, pero creo que vald´ra la pena, un abrazo fraterno, Rosareina.

avatar
#7

Opinión anónima

18.07.13

Familia antes de que se inscribiera yo hablé como con seis abogados para que llevaran al menos las actualizaciones de Hacienda y ninguno quiso aceptar, por eso es que empezamos no de cero sino de cerísimo. Me da mucha vergüenza preguntar y ser tan ignorante con un proyecto tan hermoso, pero más me avergonzaría pecar por pretenciosa y sabelotodo, por eso muy humildemente les agradezco aunque el Dr. Manzano me llame la pregunta del millón. Les diré que me duelen los ojos de leer tanta información de un momento a otro; ya que mi hobby ha sido leer ocultismo, orientalismo, filosofía, metafísica, etc. Ahora como que me he caído de la mata. A ver si se embullan y hacen un Congreso de este tema y nos encontramos para estrecharnos las manos; de hecho me presentaré con otro nombre y así no me subirán los colores a la cara. De hecho les regalo un cuento que le hago a mis niños en las ferias… ....He oído contar la historia… De un antiguo y majestuoso árbol, cuyas ramas se extendían hacia el cielo.
Cuando llegaba la estación de las flores, mariposas de todas las formas, tamaños y colores, bailaban a su alrededor. Las aves de países lejanos venían y cantaban cuando sus flores maduraban en frutos.
Las ramas, como manos extendidas bendecían a todos los que acudían a sentarse bajo su sombra. Un niñito solía venir a jugar junto a él y el gran árbol se encariñó con el pequeño.
El Amor entre lo grande y lo pequeño es posible si el grande no es consciente de su grandeza.
El árbol no sabía que era grande, sólo el hombre tiene este tipo de conocimiento.
La prioridad de lo grande siempre es el Ego, pero para el Amor nadie es grande o pequeño; el Amor abraza a quienquiera que se le acerque.
Así, el árbol comenzó a amar a este pequeño que solía venir a jugar cerca de él. Sus ramas eran altas, pero las inclinaba hacia el niño, de modo que pudiera recoger sus flores y frutos.
El Amor siempre es reverente; el Ego nunca está dispuesto a inclinarse. Si te acercas al Ego, sus ramas se estirarán aún más arriba, se pondrá rígido para que no puedas alcanzarlo.
El niño juguetón se acercaba a él, y el árbol inclinaba sus ramas, el árbol se alegraba mucho cuando el niño recogía algunas flores, todo su ser se llenaba con la alegría del Amor.
El Amor siempre es feliz cuando puede dar algo; el Ego siempre está contento cuando puede recibir algo.
El niño creció.
A veces, dormía en el regazo del árbol, comía sus frutas y en ocasiones lucía una corona con las flores del árbol y actuaba como un rey de la jungla.
Uno se vuelve como un rey dondequiera que haya flores de Amor; y uno se vuelve pobre y desgraciado siempre que las espigas del Ego están presentes.
Ver al niño danzando con una corona de flores, llenaba al árbol de emoción, de alegría. Asintió en amor, cantó con la brisa.
El niño creció más aún. Comenzó a trepar al árbol para balancearse en sus ramas.
El árbol se sentía muy contengo cuando el niño descansaba sobre sus ramas.
El Amor se siente feliz dándole comodidad a alguien; el Ego se siente feliz incomodando.
Con el paso del tiempo, el niño recibió el peso de nuevas tareas. También surgió la ambición; tuvo que pasar exámenes; tenía amigos con los que conversar y curiosear, por tanto, no venía con frecuencia.
Pero el árbol lo esperaba ansiosamente. Desde su alma lo llamaba: “Ven. Ven. Te estoy esperando”.
El Amor espera día y noche.
Y el árbol esperaba. Se sentía triste cuando el niño no venía.
El Amor se siente triste cuando no puede compartir; el Amor se siente triste cuando no puede dar.
El Amor se siente agradecido cuando puede compartir. El Amor está contentísimo cuando puede entregarse totalmente.
A medida que crecía, el niño visitaba cada vez menos al árbol.
El hombre que se vuelve grande, cuyas ambiciones crecen, encuentra menos y menos tiempo para el Amor.
El muchacho se encontraba ahora absorto en asuntos mundanos.
Un día, cuando pasaba, el árbol le dijo:
–Te espero, pero no vienes. Te espero todos los días.
El muchacho respondió:
–¿Qué tienes? ¿Por qué debo venir? ¿Tienes algún dinero? Ando en busca de dinero.
El Ego se halla siempre motivado. El Ego acudirá sólo si con ello se cumple algún propósito. Pero el Amor es inmotivado. El Amor mismo es su recompensa.
El árbol, sorprendido, dijo:
–¿Vendrás únicamente si te doy algo?
Aquello que se retiene no es Amor.
El Ego acumula, pero el Amor da en forma incondicional.
–No sufrimos esa enfermedad, y por eso estamos alegres –dijo el árbol–. Los capullos florecen en nosotros, muchos frutos crecen en nosotros, damos una sombra tranquilizadora. Danzamos con la brisa y cantamos canciones. Las aves inocentes, saltan y trinan en nuestras ramas, aunque no tengamos dinero.
“El día en que nos involucremos con el dinero, tendremos que ir a los templos como tus hombres débiles hacen para aprender a obtener paz, y para aprender a encontrar el amor.
“No, no tenemos ninguna necesidad de dinero.”
El muchacho dijo:
–Entonces, ¿por qué tendría que ir a visitarte? Iré donde haya dinero. Necesito dinero.
El Ego pide dinero porque necesita poder.
El árbol pensó unos instantes y dijo:
–No vayas a ningún otro lado. Recoge mis frutos y véndelos. Obtendrás dinero con ello.
El niño se entusiasmó inmediatamente. Trepó y cogió todas las frutas; incluso las que no estaban maduras. El árbol se sintió contento, aún cuando algunas ramas se rompieron, aún cuando cayeron algunas hojas al suelo.
Hasta recibir heridas hace feliz al Amor, pero aún obteniendo algo, el Ego no está contento.
El Ego siempre desea más.
El árbol no se dio cuenta de que le muchacho ni siquiera miró atrás una vez para darle las gracias. La aceptación de su oferta de recoger y vender los frutos era suficiente agradecimiento para él.
Por mucho tiempo el muchacho no regresó. Ahora tenía dinero y estaba ocupado haciendo más dinero. Había olvidado totalmente al árbol.
Pasaron los años.
El árbol estaba triste; anhelaba el regreso del muchacho, como una madre cuyos pechos se hallan llenos de leche, pero su hijo se ha perdido. Todo su ser está anhelando al niño, busca enloquecidamente al niño para que la alivie. Tal era el grito interno del árbol. Todo su ser estaba en agonía.
Después de muchos años, el muchacho, que ahora era un hombre, vino a ver al árbol.
El árbol dijo:
–Ven, hijo mío. Ven, abrázame.
El hombre respondió:
–Deja el sentimentalismo. Eso era cosa de la niñez. Ya no soy un niño.
El Ego toma al Amor por locura, una fantasía infantil.
Pero el árbol le invitó:
–Ven, balancéate sobre mis ramas. Danza, juega conmigo.
El hombre respondió:
–Deja la charla inútil. Deseo construir una casa. ¿Puedes darme una casa?
El árbol exclamó:
– ¿Una casa?
“Yo vivo sin una casa.
“Sólo los hombres viven en casas. Nadie más vive en casas, excepto el hombre. ¿Y te das cuenta del estado en que se encuentra debido al confinamiento entre cuatro paredes?
“Cuanto más grandes son los edificios que construye, más pequeño se vuelve el hombre.
“No vivimos en casas… pero puedes cortar y llevarte mis ramas, y con ellas podrás construir una casa.”
Sin perder tiempo, el hombre trajo un hacha y cortó todas las ramas del árbol. El árbol era ahora un mero tronco desnudo.
Pero al Amor no le importan estas cosas, aún si sus miembros son cortados para los seres amados.
El Amor es dar; siempre está dispuesto a dar.
El hombre no se molestó en agradecer al árbol. Construyó su casa… y los días se convirtieron en años.
El tronco esperó y esperó.
Deseaba gritar, pero ni siquiera tenía ramas, ni sus hojas que le dieran fuerzas.
El viento soplaba, pero no podía entregar al viento ningún mensaje. Pero aún así, en su alma sólo resonaba una canción.
“Ven, ven, querido, ven”
Pero nada ocurría.
El tiempo pasó y el hombre era ahora un anciano.
Una vez pasó por allí y se detuvo junto al árbol.
El árbol preguntó:
– ¿Qué más puedo hacer por ti?
“Has venido después de mucho, mucho tiempo.
El hombre dijo:
– ¿Qué más puedes hacer por mí? Quiero viajar a países distantes para ganar más dinero. Necesito un bote para viajar.
Con alegría, el árbol dijo:
–Pero eso no es un problema, amor mío, corta mi tronco y haz un bote de él. Estaré muy contento de ayudarte a que viajes a países lejanos para ganar más dinero.
“Pero, por favor, recuerda que siempre estaré esperando tu regreso.”
El hombre trajo una sierra, cortó el tronco, fabricó un bote y se fue navegando.
Ahora el árbol es un pequeño tocón. Y espera a que su amado regrese.
Espera, espera y espera.
El hombre nunca regresará:
El Ego sólo va allí donde puede obtener algo.
Y ahora el árbol no tiene nada, no tiene absolutamente nada que ofrecer…
El Ego no acude allí donde no puede lograr algún beneficio.
El Ego es un eterno mendigo, siempre pidiendo algo, y el Amor es bondad.
El Amor es un rayo. ¡Un relámpago! ¿Existe acaso un rey más grandioso que el Amor?
Una noche me encontraba descansando cerca de ese tocón.
El tocón me susurró:
–Ese amigo mío no ha regresado. Estoy muy preocupado; no sea que se haya ahogado, se haya perdido. Pudo haberse perdido en uno de esos países lejanos. Puede que ya no exista. ¡Cuánto deseo noticias suyas! A medida que me acerco al fin de mi vida, me sentiría satisfecho al menos sabiendo algo de él.
“Entonces podría morir contento. Pero él no vendría ni aunque lo llamase, porque ya no me queda nada que dar, y sólo entiende el lenguaje de obtener.”
El Amor es el lenguaje de dar.
No puedo decir más que eso. Además, no hay nada más que decir que esto:
Si la vida pudiese ser como ese árbol, extendiendo ampliamente sus ramas, de modo que todos, y cada uno pudiese guarecerse bajo su sombra, entonces podríamos comprender lo que es el Amor.
No hay escrituras, mapas o diccionarios para el Amor.
No hay una colección de principios para el Amor.
Me preguntaba qué podría decir acerca del Amor.
Es difícil describirlo. El Amor está simplemente presente.
Probablemente puedas verlo si vienes y me miras a los ojos. Me pregunto si lo puedes sentir cuando mis brazos se extienden para abrazarte.
EL AMOR. ¿Qué es el Amor?
...Si no lo sientes en mis ojos, en mis brazos, en mi silencio…
Nunca podrá ser entendido con mis palabras…
Espero que les guste. Bezazo Rosareina

solucionesong.org
Un proyecto de